Amigas del Habano


23/02/2015
Por Melbys Nicola

Lo principal es la pasión. Las Amigas del Habano en Cuba, ese grupo variopinto, alegre y defensor a ultranza de un producto tan valioso como el tabaco cubano, son viva prueba del sello que desde la perseverancia y la ternura, han ido dejando las mujeres en una industria donde generalmente predominan los hombres.

Cinco años va a celebrar el proyecto cultural que comanda la directora del Museo del Tabaco, Zoe Nocedo. Surgido el 22 de febrero de 2010 al calor del XII Festival Internacional del Habano, esta unión agrupa féminas de las más disímiles profesiones: historiadoras, sommelieres, bartender, editoras, lectoras de tabaquería, vendedoras, periodistas; ya sea conectadas por el mero gusto hacia dicho ícono cubano o por trabajar vinculadas de algún modo a los Habanos.

A lo largo de su existencia esta asociación se ha enfocado sobre todo en aprender, promover y degustar tabacos negros cubanos, esos que pertenecen al catálogo de Habanos s.a. y son tan cotizados en el mundo por su categoría Premium. La mayor parte de los encuentros también incluyen maridajes con espirituosos, sobre todo rones, proponiendo nuevas formas de apreciación, en especial en cuanto a la sobremesa se refiere. Para ello conocedoras como la profesora y barman Ivonne de la Puente descubren junto a las asistentes las características organolépticas, de cultivo, fabricación, marca e historia de la vitola a saborear.

Figuras culturales y mediáticas como Omara Portuondo, Nisia Agüero, Magda Rezik, Teresita Cegarra, entre otras, forman parte de las Amigas del Habano. Asimismo, especialistas del sector gastronómico como Miriam Alonso, directora del Club de Mujeres del Vino y reconocida sommelier, también lo integran.

Ya sea en su sede inicial del Hotel Panorama, o en sus recorridos por diferentes emblemas turístico-gastronómicos de la capital, el tema es siempre vincular cultura con degustación. Asimismo, las visitas a fábricas tan insignes como Partagás, el propio Museo del Tabaco o sitios de venta de Habanos como Cuervo & Sobrinos, ofrecen una visión más integrada de tan interesante rubro.

 

El soporte y provisión de varias empresas ha sido fundamental para llevar adelante este propósito con marca de mujer. La propia Zoe Nocedo destaca que a través del apoyo que dan Habanos s.a., las empresas roneras, las bodegas de vinos y en general las importadoras de bebidas espirituosas al país, junto a otras entidades como Habaguanex S.A., permite que estas citas tengan lugar y se conviertan en un taller para crecer a partir del disfrute y así, desde el conocimiento, defender este producto totalmente cubano, uno de los mayores embajadores de la Isla; nítida huella de cultura e identidad, tan auténtico y secular como la propia historia de Cuba.