Responder al comentario

23/02/2010

La firma alemana Adorini lleva 11 años en el competitivo mercado de accesorios para fumadores de habanos, en el que se ha labrado un espacio de prestigio gracias a la sofisticada y exclusiva tecnología aplicada en sus humidores, que para mayor seguridad de sus usuarios tienen “garantía de por vida”.

Tal vez solo un producto de la categoría de los genuinos habanos cubanos podía incentivar la investigación hasta límites inexplorados hasta ahora en este trillado campo de los accesorios, para obtener artículos de esta categoría.

A los 37 años y con un título de doctor en Economía, Daniel Spohn,  presidente de la compañía Adorini, irradia la simpatía propia de un joven emprendedor tocado por el éxito. En un buen español, aprendido en sus períodos de estudios en Madrid, pone todo su empeño en explicar cada una de las exclusividades patentadas por su empresa para catalogar sin sonrojo sus humidores como los mejores del mundo, eficaces, confiables, duraderos, de fácil mantenimiento, y con una escala de precios accesible para consumidores de niveles medio a muy altos.

Por primera vez presentes en el Festival Internacional del Habano de la capital cubana, Adorini exhibe en su Feria Comercial una convincente muestra, pero lo más aconsejable para conocer los detalles es ingresar en su sitio web www.adorini.com

Solo le resta señalar entre las ventajas de Adorini –en cierto modo una pequeña empresa familiar- la disponibilidad de un calificado equipo de ventas en 9 idiomas, capaz de atender pedidos de cualquier lugar y servirlos en 24 horas, tanto a empresas como a compradores individuales.

Noticias Relacionadas

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.