Responder al comentario

27/02/2014

Un verdadero desafío a las leyes de gravedad fue la competencia para obtener la ceniza más larga, celebrada por primera vez en el marco de un Festival del Habano. 

Competencia cenizaFumadores y aficionados prendieron con entusiasmo sus tabacos de la vitola Sir Winston, formato  Julieta No. 2, de la marca H. Upmann (48 x 178 mm), con la esperanza de llegar hasta el final victoriosos. 

«Que sea un desafío para todos. Veremos cuánto un Habano es capaz de entregar una ceniza», expresó antes de comenzar Vladimir Andino director adjunto de la empresa TABACUBA. 

Mientras los jueces examinaban y medían con detenimiento los tabacos de los concursantes menos afortunados, y se alentaban a aquellos con cenizas que quedaban aún en pie, los delegados pudieron disfrutar de la conferencia magistral “Elementos que influyen en la combustividad del Habano”, a cargo de Vladimir Andino, y Luis Felipe Milanés, director adjunto de la empresa TABACUBA, respectivamente.

«Un puro si no combustiona no entrega la satisfacción al fumador», afirmó Andino, quien explicó que esa capacidad de arder del tabaco depende de los compuestos químicos de la hoja, que le aportan el suelo, agua, fertilizantes, clima, y del hombre con su experiencia en el cuidado de la planta. 

Tras analizar las medidas alcanzadas por varios candidatos, hoy se conocerá quién es el ganador o ganadora de la ceniza más larga del XVI Festival del Habano.

Noticias Relacionadas

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.