El reto del torcido a mano


1/03/2017

Aunque su nombre impresiona, la confección de un parejo con cabeza tumbada no es un reto imposible de lograr. Enseñar cómo hacerlo fue la misión del experto tabaquero Arnaldo Ovalles durante la clase magistral sobre la técnica del torcido Totalmente a mano del XIX Festival del Habano.

Los asistentes a la clase tuvieron la tarea de confeccionar la vitola de galera Corona Gorda, según el especialista, la tercera vitola con mayor representación en las marcas de Habanos, solo superada por la Mareva y el Robusto.

“El objetivo de la clase no es lograr un puro perfecto, sino que puedan disfrutar el proceso y, sobre todo, que al final degusten su propia obra”, comentó Ovalles en la presentación.

Delegados, periodistas y demás invitados se entregaron a la confección del parejo con cabeza tumbada durante aproximadamente una hora, mientras tabaqueros de la histórica fábrica El Laguito guiaban a los “alumnos” durante el proceso de creación.

Tradicionalmente, uno de los momentos más esperados de la gran cita de los puros Premium es la Clase del Torcido Totalmente a mano. Dicho proceso es una de las exclusividades de los Habanos, uno de los motivos, además, por los que los puros cubanos cuentan con tantos seguidores en el mundo.