El sabor de cada quien


25/02/2015

Clase Magistral de Torcido a ManoFumarse un buen Habano, sin dudas, es un momento de especial significación para los más selectos expertos, e incluso, para los principiantas que se acercan al maravilloso mundo de los puros cubanos. Sin embargo, disfrutar de un tabaco —bueno, malo o regular— elaborado paso a paso por uno mismo, es un suceso inolvidable, sobre todo si se hace en el marco de un evento tan importante como el Festival del Habano, y luego se lleva a la boca como el mejor de los Cohibas.

Esta XVII edición del Festival volvió a acoger en su programa la Clase Magistral de Torcido a Mano, conducida por el destacado maestro torcedor Miguel Barsaga, quien estuvo asistido por cinco duchos monitores, igualmente expertos torcedores.