Habanos Point y Especialista en Habanos


26/02/2013

Un reto para los detallistas

Habanos, S.A. impulsa desde hace varios años dos proyectos que permiten a los consumidores acercarse al fascinante mundo de los Habanos, la conservación y cuidado del producto, así como el conocimiento de sus marcas.

Los programas de Especialista Habanos y Habanos Point están orientados a los puntos de venta al detalle especializados en tabaco que deciden diferenciarse por su dedicación al tabaco Premium, presentando una gran oferta de Habanos, habiendo recibido una formación específica sobre este tema, y que disponen de las mejores condiciones para la conservación del producto, así como estableciendo un vínculo profesional diferenciado (frente al resto de detallistas del mercado) con el Distribuidor Exclusivo de Habanos, S.A. en el territorio en el que se encuentren.

De esta forma, los aficionados al Habano pueden encontrar en el mercado tres niveles de especialización en los puntos de venta, y el grado de diferenciación va de mayor a menor. En primer lugar La Casa del Habano, 

que tiene relación contractual directa con Habanos, S.A. como franquiciado; el Especialista Habanos en segundo lugar; y Habanos Point en tercer lugar. En estos dos últimos casos no existe relación contractual con Habanos, S.A., ya que el programa es aplicado localmente por los Distribuidores Exclusivos de Habanos.

En el caso del Especialista Habanos, el responsable o encargado del negocio debe haber superado el curso Senior de la Aca­de­mia Habanos, con el cual se garantiza que posea un amplio conocimiento sobre el producto, sus técnicas tradicionales de producción, las diferentes categorías y marcas, y conocimientos básicos de mercadotecnia. El personal de la tienda debe pasar el curso Junior de la Academia Habanos, que asegura un conocimiento básico ge­ne­ra­lizado.

En estos espacios, el producto debe conservarse en óptimas condiciones de humedad y temperatura, y la exhibición de Habanos dentro del negocio debe superar en todos los casos 50 % del área de exposición, y además ir acorde con la cuota de mercado del Habano en su territorio.

En el caso del Habanos Point, que es la siguiente categoría dentro del programa de especialización del punto de venta, es suficiente con que el personal haya superado el curso Junior de la Academia Habanos. En esos establecimientos, el producto debe ser conservado en condiciones óptimas de humedad, y el área de exposición del Habano debe cubrir al menos 50 % del área dedicada a los cigarros Premium.

El concepto de Habanos Point está orientado en muchos casos a aquellas tiendas donde hay una limitación de espacio para tener mucho producto, pero existe una gran profesionalidad y dedicación del propietario, quien busca, dentro de las limitaciones de su local, un grado de diferenciación en la comercialización del Habano. En ambos casos es destacable que Habanos, S.A. sigue unas normas genéricas y son los Distribuidores Exclusivos los que adaptan el programa a sus mercados, con un cierto grado de flexibilidad en función de las características particulares y regulatorias de cada mercado.

Habanos, S.A. recomienda a los dis­tri­bui­dores otorgarle una serie de ventajas por la pertenencia al programa, como pueden ser prioridad en los lanzamientos, exclusividad de algún producto, ventajas comerciales en precio o términos de pago, materiales promocionales para el consumidor o pu­blicidad, todo ello cum­pliendo siempre con las legislaciones locales de cada país.

Además, Habanos, S.A. de forma ins­ti­tu­cio­nal reconocerá en su nueva web a todos los Especialistas Habanos y Habanos Point, facilitando su localización por países; y ha diseñado un logo exclusivo para cada uno de los programas, que permiten reconocerlos en cualquier lugar del mundo donde se encuentren.

A lo largo del 2012 funcionaron en el mundo 522 Especialistas Habanos, que­dan­do instaurado el programa en 14 Dis­tri­bui­dores, y otros diez Distribuidores estarán aplicando el programa desde inicios del 2013.

En cuanto al programa Habanos Point, en 2012 estaba instaurado en cuatro dis­tri­bui­dores, lo que cubrió 337 puntos de venta. Está prevista la implantación en otros 12 distribuidores a lo largo del 2013.

Cabe destacar que en ambos casos el programa es dinámico, lo que significa que el distribuidor debe supervisar cada año el mantenimiento de los estándares de calidad y diferenciación del punto de venta, conforme a los requisitos del programa. Por tanto, el punto de venta estará sometido a una evaluación continua y puede perder su cualidad de Especialista Habanos o Habanos Point en caso de no mantener su nivel de especialización.

Por todo ello, estos dos programas de diferenciación y especialización en Habanos por puntos de venta tienen un futuro muy alentador y deberán generalizarse a la mayor parte de los distribuidores de Habanos. Además, existe una tendencia de los aficionados de Habanos de buscar y comprar este excepcional tabaco Premium en mayor proporción y con mayor fidelidad en las tiendas de venta especializadas.

De esta forma y mediante la franquicia de La Casa del Habano y de los programas Especialista Habanos y Habanos Point, Habanos, S.A. cubre perfectamente la ten­den­cia de consumo y hábitos de compra de los consumidores, se integra en mayor medida con el sector de la venta al detalle, refuerza los vínculos con el mismo y afianza su posición de liderazgo en el mercado mundial de cigarros Premium.