MONTECRISTO, El Mito Continúa