Arte, glamour y un millón de dólares para la salud pública cubana en la clausura del XV Festival del Habano