Vodka y Montecristo Edmundo, una alianza muy fructífera


28/02/2014

Nadie se quiso perder la alianza entre el prestigioso Vodka Absolut y el Montecristo Edmundo, una de las vitolas de referencia cuando se habla de puros cubanos, realizada como parte del programa de actividades del XVI  Festival del Habano.

Con vasos y porciones de algunos alimentos de acompañamiento dispuestos sobre la mesa, todos los delegados presentes vivieron la experiencia de degustar el maridaje entre el tabaco y dos novedosos cócteles:  el Vodka Tonic, preparado con Absolut Mandarin Tonic y decorado con bastón de melón; y el Black Russian, con  Vodka Absolut y Khalúa (licor de café).

Los delegados también sorprendieron el paladar con el Vodka Absolut Elyx, degustado con el método Nicolaska, que consiste en combinar el trago con una rodaja de limón, café molido y azúcar blanca, una combinación que dejó a la mayoría sorprendidos por su exquisitez, y la cual se remonta a los tiempos del zar ruso Nicolás I, quien gustaba de este sui géneris maridaje.